Entrevista a Prides

Prides. Foto: Patricia Martín

Llegan desde Glasgow para tocar por primera vez en nuestro país en la sala Sol de Madrid. Pero no lo hacen de nuevas. Prides ya ha pisado con su anterior álbum los escenarios de numerosos festivales británicos y actuado delante de siete millones y medio de personas en la clausura de los juegos Commonwealth de 2014. Sin olvidar las dos giras en Reino Unido colgando el cartel de sold out.

Después de un encierro inspirador para crear un nuevo trabajo, Stewart y Callum llegan a nuestro país para presentar un adelanto y ya de paso, para verse las caras por primera vez con su público español. Este mes acaban de estrenar Rome, su nuevo single, un tema con letra de superación y que ya suena a himno de festival. En OldTown Magazine pudimos conocerlos en persona antes del gran día. Así fue nuestro encuentro con Prides:

¡Hola! Contadnos, Rome es el primer single de vuestro próximo trabajo, ¿por qué elegisteis esta canción?

Es la canción que mejor puede representar lo que hemos hecho en este disco en el cual no es que tengamos un sonido diferente, pero sí una dirección diferente. Por eso creemos que es el track que mejor introduce al resto. Y nuestra favorita. (Se ríen)

¿Qué diferencias podemos encontrar en este nuevo trabajo con vuestro anterior disco?

Definitivamente en este hay más guitarra, hay más rock, creemos que es más natural, más emocional. Hemos intentado utilizar menos el ordenador, alejarlo del estudio y ser más nosotros mismos en una habitación tocando solos. Así que, una vuelta a lo básico.

¿Podéis contarnos un poquito más acerca de ese proceso de creación?

Nos perdimos en una cabaña en medio de Inglaterra y solo estábamos los dos intentando componer la mejor música que pudiéramos hacer. Nunca habíamos hecho algo así durante tanto tiempo. Teníamos más tiempo para crear y trabajar sin pensar demasiado en otras cosas secundarias. Solo en ser nosotros mismos. Y la inspiración venía en esos momentos.

¿Fue un proceso en el que estabais completamente solos?

Sí, totalmente. Nosotros nos grabábamos solos y lo hacíamos todo.

  • Escúchanos en Spotify