Gold Lake: entre Brooklyn y Madrid

Gold Lake. Foto: Patricia Martín

Cuando nos ofrecieron entrevistar a Lúa y Carlos, 2/3 del alma de Gold Lake, no lo dudamos. Y si además el encuentro era en un conocido bar de Malasaña llamado Madklyn, el tema nos inspiraba todavía más. Queríamos que nos contaran cómo es su vida en Brooklyn, la ciudad donde viven; de dónde surge su inspiración y qué se siente abriendo un concierto para el mismísimo Paul Weller.

Pero antes de empezar te contamos algo muy curioso que descubrimos al llegar. Lúa y Carlos son dos de los dueños de Madklyn, nombre que nace de la combinación de dos ciudades: Madrid y Brooklyn. Sin duda, una poética composición.

Vivís en Brooklyn, ¿sentís esa ciudad como vuestro hogar?

Carlos: Es una mezcla, de hecho el nombre del bar es para mostrar que son dos ciudades muy nuestras. Aquí tenemos a la familia, la gente que queremos y el rollo español que mola un montón. Pero cuando hay que inspirarse y encerrarse, Brooklyn. Es una combinación.

Lúa: Sí, yo me quedaría con las dos. Pero si decimos hogar con todo su significado, me quedaría con Madrid, claro.

Carlos: Pero Brooklyn es que es nuestra segunda casa, es difícil decirlo pero es así.

¿Hasta qué punto os influye EE.UU. en vuestra vida y en vuestra música?

Carlos: Nos influye mucho, muchísimo. Yo soy dj pero ya desde pequeño toda la música que escuchaba era americana, todo lo que venía de la zona este como Blondie, Ramones, New York Dolls y también la zona oeste, la californiana, la psicodelia, The Doors… Pero claro, una vez que nos fuimos a vivir allí, nos influyó mucho.

Lúa: Es que Nueva York es una ciudad que inspira mucho. Ya solo con sentarte en un banco y ver a la gente pasar es flipante. ¡Ese es mi pasatiempo favorito!

  • Escúchanos en Spotify