I love my phone

I love my phone

En el siglo que vivimos, los smarthphones son nuestros leales compañeros, ya que nos levantamos y acostamos con ellos. Actualmente, la tecnología forma parte de nuestras vidas, por ello no es raro observar la impaciencia y euforia que nos ocasiona tener el télefono más vanguardista del año. Sin embargo, no todos tratamos como se merece a este “fiel amigo” que nos conecta con nuestra familia, amores y amigos.

Si eres uno de esos ingratos que sólo descarga aplicaciones sin ton ni son, y ante un fallo de su teléfono sólo relaciona aquella última fiesta, en la cuál el móvil sobrevivió a tantas caídas por milagro… esta es tu segunda oportunidad para empatizar con tu teléfono. Si eres de los que no leyó el manual de instrucciones de tu smartphone o la letra pequeña del manual, tranquilo, al escribir este artículo también pensamos en ti.

Instrucciones del “buen uso” de un smarthphone:

  • Protección de tu teléfono, te recomendamos invertir en una carcasa de un material resistente a cualquier impacto. Recuerda que sin protección, siempre hay peligro.
  • Protector de pantalla, se recomienda como material estrella el vidrio templado. Dos motivos: ayuda a proteger la pantalla eficazmente y mantiene la receptividad de la pantalla táctil.
  • IMPORTANTE! Jamás se debe dejar cargar el teléfono toda la noche. Por otro lado, las baterías de la mayoría de los teléfonos son de litio y no estan diseñadas para descargarse por completo constantemente.
  • Se recomienda apagar el telefono una vez por semana, de esta manera el sistema reempieza y evita algunos problemas. Algunas compañías, incluso recomiendan sacar la batería.
  • IMPORTANTE! No exponer el teléfono a la humedad si no es resistente al agua, ya que una gran mayoría de los móviles tiene un indicador de daño líquido que se puede dañar. Eso se traduce a que jamás lleves el teléfono al cuarto de baño, sobretodo cuando te des una ducha. En muchas compañías telefónicas, este mal uso del smartphone invalida la garantía.
  • Se debe tener en cuenta las actualizaciones, ya que ayudan a corregir errores del sistema operativo y mejora la estabilidad del teléfono.
  • Se recomienda utilizar cargadores diseñados específicamente para el modelo de tu teléfono. Un problema común en el mal uso de los iPhones, ya que por no comprar un cargador original se puede ocasionar que falle la calibración de la batería. Es decir, el teléfono se apaga aunque muestre tener un porcentaje de carga.
  • Si eres de los que se encariñó con su teléfono y quiere conservarlo, recuerda que la mayoría de las baterías sólo duran alrededor de 700 recargas, por lo que es recomendable cambiarla a los dos años de uso.

Después de estas pautas, estamos seguras de que tu smartphone está en buenas manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *